Saltar navegación principal
Estás en: Home>Conócenos>Sala de información AENOR>Noticias>Aljarafesa obtiene el certificado AENOR de Protocolos frente al COVID-19
Aljarafesa obtiene el certificado AENOR
Noticia

Aljarafesa obtiene el certificado AENOR de Protocolos frente al COVID-19

08/09/2020

AENOR ha concedido el certificado de Protocolos frente al COVID-19 a Aljarafesa, convirtiéndose así en la primera empresa del sector del agua a nivel nacional que obtiene este sello.

Para la obtención de dicho certificado se han contrastado los protocolos establecidos por Aljarafesa de acuerdo con una metodología desarrollada sobre la base de las recomendaciones y requisitos de distintos documentos nacionales e internacionales, emitidos por organismos como el Ministerio de Sanidad o el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo. Esta certificación de protocolos de buenas prácticas ha consistido en realizar evaluaciones exhaustivas de la gestión de Aljarafesa de los riesgos derivados del COVID-19, empezando por la gestión de los riesgos específicos de la organización y la aplicación de protocolos alineados con los mismos.

Para auditar dichos protocolos se han valorado distintos aspectos entre los que se encuentran la gestión de salud laboral, buenas prácticas de limpieza, lavado de la ropa, correcto uso de productos químicos, transporte de los empleados, higiene del personal, correcto uso de los Equipos de Protección Individual (EPI), la formación e información hacia los trabajadores, la comunicación con las partes interesadas, la gestión de residuos y medidas organizativas para minimizar riesgos, etc.

Ciertamente, durante estos últimos meses, los planes de contingencia han supuesto un soporte primordial para este tipo de empresas, prestadoras de servicios básicos y esenciales, que gracias a una gestión organizada y coordinada, han permitido la continuidad y la garantía del servicio de abastecimiento de agua potable y saneamiento de aguas residuales, sin mermar la calidad del producto, dando cabida incluso, a mejoras en los procesos en relación a las demandas exigidas por la situación de crisis sanitaria.