Saltar navegación principal
Estás en: Home>Conócenos>Sala de información AENOR>Noticias>AENOR Laboratorio: análisis de detección de anisakis

Actualidad

AENOR Laboratorio: análisis de detección de anisakis

04/07/2018

AENOR Laboratorio pone a disposición de toda la industria alimentaria el análisis de detección de anisakis. Realizado mediante la técnica PCR real time, y basado en la amplificación de un fragmento concreto de ADN, este análisis permite la detección de manera inequívoca de las especies patógenas de anisakis.

La técnica se puede emplear tanto sobre muestras frescas como procesadas, presentando importantes ventajas con respecto a las técnicas tradicionales:

  • El análisis mediante PCR real time se caracteriza por su elevada especificidad, permitiendo la detección de ADN en cantidades de 0,005%. Con que una sola larva contamine la muestra, puede detectarse.
  • Se puede aplicar tanto a muestras de pescados, moluscos y crustáceos frescos como congelados o procesados, por ejemplo en conserva.
  • Reduce el tiempo de confirmación de la presencia del nematodo en las muestras analizadas.
  • Facilita el manejo de piezas de gran tamaño o muestras de cierto grosor, cuyo análisis mediante técnicas  tradicionales, como la inspección visual, la transiluminación e incluso la digestión ácida, reviste ciertas dificultades.

Las larvas de anisakis son capaces de producir dos tipos de patologías en humanos. Por un lado, si la larva se ingiere viva puede adherirse a la mucosa gastrointestinal produciendo la conocida anisakiasis, que se caracteriza por provocar inflamación y dolor que pueden ir acompañados de síntomas como vómitos, diarrea y fiebre. Por otro lado, en personas sensibles, se pueden desencadenar reacciones alérgicas como consecuencia del contacto con determinadas proteínas liberadas por la larva.

Esta alergia, de sintomatología similar a la de otras alergias alimentarias, puede ser provocada tanto por el contacto con la larva como por el contacto con los compuestos liberados por el anisakis durante el tiempo en que haya parasitado el pescado, estando presentes incluso tras la destrucción de las larvas. Por eso se hace fundamental el uso de técnicas analíticas que permitan la identificación inequívoca de la presencia de especies patógenas de anisakis en los productos de la pesca.