Saltar navegación principal
Estás en: Home>Conócenos>Sala de información AENOR>Notas de prensa>El protocolo de prevención frente al COVID-19 del Parlamento de Galicia obtiene la certificación de AENOR
Santalices Vieira, recibe director de AENOR Internacional Rexión Atlántica, Martín Pita López.

El protocolo de prevención frente al COVID-19 del Parlamento de Galicia obtiene la certificación de AENOR

01/02/2021


  • ​AENOR ha certificado la idoneidad y la correcta aplicación de las medidas contempladas en el protocolo diseñado por el Parlamento

1 de febrero de 2021. El Parlamento de Galicia ha recibido el certificado AENOR de "Protocolos de prevención frente al COVID-19" que acredita la idoneidad de las medidas adoptadas para prevenir posibles contagios, su adecuada implantación y el correcto despliegue de las mismas.

El director de AENOR de la Región Atlántica, Martín Pita López, entregó el certificado al presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices Vieira, en el transcurso de una visita efectuada este lunes a la sede del Legislativo gallego.  

La certificación de AENOR de "Protocolos frente al COVID-19" fue concedida una vez que se verificó la idoneidad y la correcta aplicación de las medidas contempladas en el protocolo de actuación frente al COVID-19 del Parlamento de Galicia, y que afectan tanto a la organización como al funcionamiento de la institución. El protocolo fue diseñado a principios de marzo de 2020, antes de ser decretado el estado de alarma como consecuencia del COVID-19, y está sometido a permanente revisión por parte de un grupo técnicos específico. Para su redacción, el Parlamento contó con el asesoramiento de expertos en epidemiología, al tiempo que fue sometido a la consideración de la representación sindical del personal de la Cámara para recoger aportaciones.

El protocolo del Parlamento de Galicia frente al COVID-19 establece diferentes pautas de actuación en función de la situación epidemiológica de cada momento. De esta manera, contempla el funcionamiento de la institución en modo teletrabajo, que puede ser total –como sucedió durante el confinamiento de la pasada primavera- o parcial -como el que se activó la semana pasada- y define actuaciones específicas como el reforzamiento de la limpieza y ventilación del edificio, la dispensación de gel hidroalcohólico, la instalación de barreras de separación cuando estas resulten necesarias, o limitaciones de acceso y permanencia en determinadas áreas del edificio para minimizar los riesgos. También define, entre otros aspectos, el procedimiento a seguir ante la detección de hipotéticos casos positivos entre el personal de la institución o cuando alguna persona necesite someterse a cuarentena.

En opinión del presidente del Parlamento, que una organización externa e independiente como AENOR certifique la idoneidad y correcta aplicación del protocolo frente al COVID-19 pone de manifiesto la idoneidad del documento. Además, traslada un mensaje de confianza a la sociedad, porque acredita que frenar el coronavirus es posible con medidas al alcance de todos.

"El protocolo del Parlamento frente al COVID-19 se ajusta escrupulosamente a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y nos recuerda que medidas como extremar la higiene de manos, el uso de máscara, la distancia social y el autoconfinamiento, cuando este sea aconsejado, resultan esenciales para frenar la transmisión del agente patógeno", afirma el titular del Legislativo gallego.

Para Santalices, la esperanza en una futura vacuna no debe llevar a nadie –personas, empresas o instituciones- a relajar las medidas de prevención, razón por la que el Parlamento se esfuerza en la aplicación estricta de su protocolo frente al COVID-19 y lo mantiene en permanente revisión, ahora con el respaldo de la certificación específica de AENOR.

Por su parte, el director de AENOR de la Región Atlántica, Martín Pita López afirmó que "el carácter global de la pandemia hace que todas las organizaciones, tanto públicas como privadas, se encuentren ante un reto de gran envergadura. Éste requiere, más que nunca, la implicación de todos los organismos para generar tranquilidad y seguridad. Una acreditación evaluada por un tercero independiente y rigurosa implica un abordaje serio y transversal como el que ha realizado el Parlamento de Galicia. Porque ese trabajo se traduce en un mensaje de credibilidad, transparencia y confianza a la sociedad gracias a unos protocolos solventes y ahora certificados".