Saltar navegación principal
Estás en: Home>Conócenos>Sala de información AENOR>Notas de prensa>El Multiusos Fontes do Sar y el complejo deportivo Santa Isabel, primeras instalaciones deportivas de España en lograr la certificación AENOR frente al COVID-19

El Multiusos Fontes do Sar y el complejo deportivo Santa Isabel, primeras instalaciones deportivas de España en lograr la certificación AENOR frente al COVID-19

23/06/2020

  • Este sello certifica que los planes desarrollados garantizan la vuelta segura de la actividad y que respetan los criterios y recomendaciones de las autoridades sanitarias.

23 de junio de 2020. AENOR ha certificado al Multiusos Fontes do Sar, las pistas de pádel y tenis Fontes do Sar y el Complejo Deportivo Santa Isabel por sus protocolos frente al COVID-19, convirtiéndose así en los primeros centros deportivos de España en lucir este distintivo.

El certificado de AENOR es un aval externo sobre la efectividad de las medidas que aplica la compañía y de forma paralela, respalda que estas iniciativas cumplen con las directrices marcadas por el Ministerio de Sanidad en materia de prevención e higiene sobre el COVID-19. El sello tiene una validez anual, aunque debe someterse a revisiones de seguimiento cada tres meses.

La evaluación que realiza AENOR valora aspectos como la gestión de riesgos, la gestión de la salud en el trabajo (los protocolos de actuación, la realización de serologías a todos los empleados…), la formación, información y comunicaciones desarrolladas; las medidas organizativas (control de aforo, distancia de seguridad garantizada en la zona deportiva…); de protección (uso de material de protección individual), así como las buenas prácticas de limpieza e higiene.

Las instalaciones deportivas gestionadas por gestionadas por Xestión de Actividades Deportivas e Espectáculos S.L. de Santiago de Compostela, han puesto en marcha un plan de medidas preventivas de seguridad y salud para empleados y clientes: realiza controles de aforo, garantiza el mantenimiento de distancias de seguridad, ha dotado a sus empleados de equipos de protección individual y ha programado la limpieza y desinfección de puntos críticos varias veces al día con productos homologados. 

Además, la empresa ha implementado medidas preventivas como el control de temperatura en el acceso de los usuarios, alfombras viricidas, mamparas de seguridad, dispensadores de bolsas para las pertenencias en vestuarios, o la colocación de 26 estaciones de limpieza en diferentes puntos de los centros con gel hidroalcohólico, spray con producto homologado para la desinfección de máquinas, papel y papeleras.

Asimismo, además del marcado de zonas, la empresa ha implantado un sistema de "semáforo" en máquinas que permite saber cuándo un aparato puede ser usado o necesita desinfección, y en la piscina se han establecido los niveles de cloración recomendados por la OMS para la eliminación de coronavirus. También ha reforzado las gestiones online, como la reserva de plaza en actividades dirigidas, y ofrece clases en directo para los usuarios que no puedan asistir de forma presencial a los centros. Además, la compañía ha realizado formación específica a sus empleados-as en COVID-19 y ha realizado pruebas serológicas antes de su incorporación al puesto de trabajo, entre otras medidas.