Saltar navegación principal
Estás en: Home>Certificación>Certificación de producto>Marca N>Productos de seguridad y protección>Detectores de humo y detectores de calor
Marca N de detectores de humo y detectores de calor
Marca N de calidad de detectores de humo y detectores de calor

Marca N de detectores de humo y detectores de calor

Esta certificación facilita al fabricante demostrar el cumplimiento con requisitos reglamentarios establecidos en el RIPCI

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​La Marca N de detectores de humo y detectores de calor certifica la conformidad con los requisitos aplicables y facilita al fabricante demostrar el cumplimiento con requisitos reglamentarios establecidos en el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios (RIPCI)​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​.

Asimismo la marca AENOR ostenta el reconocimiento del Ministerio de Fomento como distintivo de calidad del CTE.

​​​La Marca N para detectores está acreditada por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

​​​​​​​​​​​​​​​La Marca N de detectores de humo y detectores de calor​​​​ cubre los producto​​​s siguientes:

  • Detectores de humo puntuales y rearmables UNE-EN 54-7
  • Detectores de calor UNE-EN 54-5

AENOR, como entidad de evaluación de la conformidad, es líder en la certificación de productos. Con más de 100.000 referencias certificadas, la ​​Marca AENOR N, extendida en más de 40 países, se encuentra entre las 5 ​marcas de calidad de producto más extendidas a nivel global.

​La Marca AENOR N es una marca voluntaria que permite a la empresa demostrar que su producto cumple con unas determinadas prestaciones recogidas en una norma UNE, EN, ISO o especificación técnica. Esta demostración de conformidad, basada en un riguroso control realizado por AENOR de los procesos de fabricación y ensayos sobre los productos finales, va a permitir a los licenciatarios de la Marca poner en el mercado productos con un elevado estándar de calidad infiriendo confianza a los usuarios de los productos certificados.​

El Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación (CTE) es el marco normativo donde se recogen las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad establecidos en la Ley 38/1999 de 5 d​e noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE).

La Marca AENOR N ostenta el reconocimiento del Ministerio de Fomento como distintivo de calidad del CTE. Este reconocimiento supone que la Administración ha adquirido un grado suficiente d​e confianza sobre los productos certificados con Marca AENOR N, considerando que la incorporación de estos productos a los edificios contribuye al cumplimiento de las exigencias básicas recogidas en el documento legislativo. Es por ello que el empleo de productos con Marca AENOR N benefician a todos los agentes implicados en la construcción de un edificio.​​

​De esta forma, la Marca AENOR N puede proporcionar los siguientes beneficios:​​

El fabricante

  • Mayor conocimiento del producto a través del exhaustivo control que sobre el mismo fija la Marca AENOR
  • Detección de productos no conformes antes de su incorporación al mercado
  • Disminución de los costes de producción al existir mayor control de los procesos de fabricación
  • Argumento comercial para introducir el producto en nuevos mercados y facilitar su acceso a las obras

Los prescriptores y agentes de control

  • Permite reducir o eliminar los controles de recepción sobre los materiales que son establecidos en el CTE
  • Asegura que el producto que entra en su obra cumple con los requisitos reglamentarios que le sean de aplicación
  • Garantía de que el producto ha sido verificado previamente con el fin de determinar su cumplimiento con los requisitos mínimos que los Documentos Básicos del CTE le exigen

El usuario final

  • Vivienda construida con materiales de contrastada calidad
  • Producto certificado por una entidad de reconocido prestigio y líder global en la certificación de productos de construcción​​​​​​

El Real Decreto 513/2017​ por lo que se aprueba Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI), establece que el cumplimiento de las exigencias establecidas en él para aparatos, equipos, sistemas o sus componentes deberá justificarse, cuando así se determine, lo cual es el caso de los detectores contra incendio, mediante certificación de tercera parte que posibilite la colocación de la correspondientes marca, como la Marca AENOR.

El certificado de conformidad a normas fijado por la Marca AENOR para detectores contra incendio sirve para justificar las exigencias establecidas en el RIPCI.

SOLICITUD

La Marca AENOR es voluntaria. Cuando una empresa está interesada en que AENOR certifique su producto, remite su solicitud de acuerdo con los formatos establecidos por AENOR. Esta solicitud incluye tanto información de la empresa como características de los productos para los que solicita la certificación.

Una vez analizada la documentación por los técnicos de AENOR, se inician las actividades de evaluación de la conformidad para verificar que los productos cumplen con las normas de aplicación:

AUDITORÍA/INSPECCIÓN

Se realiza una visita al centro de producción, en la cual:

  • a) Se audita el sistema de gestión de la calidad según los requisitos de UNE-EN ISO 9001 directamente relacionados con el proceso productivo.
  • b) Se inspecciona el proceso de fabricación y los controles de producción que realiza el fabricante para asegurarse del cumplimiento del producto con los requisitos de la norma.
  • c) Se toman muestras para enviar a un laboratorio acreditado que realice los ensayos incluidos en las normas. El fabricante envía las muestras identificadas por el auditor al laboratorio.

ENSAYOS

El laboratorio lleva a cabo los ensayos de la norma y remite su informe a AENOR.

CONCESIÓN​​​​

Con toda la información sobre las actividades realizadas, el Comité Técnico de Certificación (órgano independiente formado por todas las partes interesadas: fabricantes, Administración, usuarios, entidades de control y AENOR) propone a AENOR la concesión de la Marca o solicita que se repita alguna de las actividades por considerarse no conforme.

Una vez concedido el Certificado, el proceso continúa con las actividades de seguimiento necesarias para mantenerlo. Con frecuencia anual se realizan de nuevo las actividades de auditoría, inspección, toma de muestras y ensayos. El resultado es evaluado cada año por el Comité Técnico de Certificación, que decide o no el mantenimiento de la Marca.

Una vez superado el proceso de certificación, la organización obtiene:​ ​

  • Certificado AENOR del producto y su anexo técnico
  • Licencia de uso de la Marca AENOR ​ de producto certificado
Logotipo Marca AENOR N de producto certificado​​​​​

Pasaporte Europeo

​​El marcado CE es el pasaporte para productos de construcción

​​​​​​El marcado CE facilita el acceso al Espacio Económico Europeo​ de los productos de construcción​